sábado, 26 de septiembre de 2009


Acabo de terminar de comer una naranja. Estaba riquisima. Hasta que vi que adentro tenía un gusano. Me quiero matar!

no me morfé el gusano, pero estuve a punto

Archivo del blog